Situado en el término municipal de Balones, vigía privilegiado del Valle del Seta de la Montaña de Alicante, el Castillo de la Costurera es el nombre elegido para dar a conocer nuestro tesoro, un aceite de oliva virgen extra de características singulares.

Nuestro logo integra dos de las culturas vinculadas al cultivo del olivo que durante siglos han convivido en estas tierras. Están representadas por las plantas de las dos únicas torres que a día de hoy siguen en pie en el castillo, una cuadrada de origen árabe y otra circular de origen cristiano. Ambas unidas conforman una gota de aceite que sintetiza nuestro proyecto.

Hemos creado una empresa familiar para gestionarlo. Somos conscientes del valor de la tierra que generación tras generación hemos heredado, de la cultura milenaria forjada en sus campos abancalados donde encontramos a nuestros protagonistas, los olivos, testigos serenos y mudos de nuestra historia.

Nuestro propósito es descubrir y dar a conocer la enorme riqueza que poseen estas tierras, transmitir su legado y vivir dignamente del resultado de su cultivo de forma saludable y solidaria.

Estamos desarrollando un proyecto con tres ejes fundamentales: cultura, salud y solidaridad. El objetivo es desarrollarlos de forma integrada aunando acciones que nos permitan alcanzar ese propósito.

Os iremos contando

Somos Salud

¿Puede ser la Salud un eje fundamental para el desarrollo de una empresa agrícola? En Castell de la Costurera creemos que sí. Hablar de la salud en su sentido más amplio nos facilitará su comprensión.

El concepto salud o la ausencia de enfermedad se ha desarrollado conforme ha ido creciendo el conocimiento humano. Inicialmente la salud era un estado propio de las personas, pero con el paso de los años y de forma paulatina se ha ido perdiendo esa exclusividad y se han incorporado los animales, después las plantas, en definitiva, todo aquello que el ser humano entiende que tiene vida (nace, se relaciona y muere) y con lo que es capaz de interactuar. Actualmente ya hablamos de la salud de los ríos, de los ecosistemas e incluso del propio planeta Tierra.

Si se habla de salud del planeta, cómo no vamos a hablar de la salud de nuestros campos, de nuestros olivos, del agua con la que se nutren, de toda la flora y fauna que los envuelve. Claro que sí, debemos empezar a entenderlo así, a trabajar desde esa perspectiva. Porque nuestra salud, esa con la que sí que estamos familiarizados, porque la percibimos en nuestro propio cuerpo y en el de las personas con las que convivimos, está totalmente enlazada, es absolutamente dependiente de la salud de nuestros campos, de nuestros árboles, de nuestros ríos, en definitiva, de nuestro planeta.

Nuestro propósito es tener unos campos sanos y que el AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra) que obtenemos y ponemos al alcance de nuestros clientes sea fuente de salud.

Somos Solidaridad

Crear una empresa es siempre una aventura que sabes cómo empieza pero no sabes cómo acabará. De qué forma conseguir el éxito y alcanzar los objetivos que se plantee dependerá de las capacidades y del acierto de cada empresario.

En este proyecto del AOVE Castell de la Costurera pensamos que las empresas son un reflejo de las personas que lo dirigen y en este sentido quienes impulsamos este proyecto consideramos la solidaridad un valor fundamental en la sociedad actual, un valor que debe integrarse en todos nuestros ámbitos de actuación. Si nosotros, en la medida de nuestras posibilidades, hemos sido solidarios, el resultado es que la empresa tiene que ser solidaria.

Pero, ¿solidaria con quién? puede ser la pregunta. Hay tanta necesidad, hay tanta urgencia en muchos casos, hay tanto abandono en otros muchos, que no sabes hacia dónde dirigirte.

Para este nuestro primer curso, como ocurre habitualmente actuaremos en lo que tenemos más cercano, en la realidad que palpamos todos los días.

Así que nosotros vamos a empezar por lo más próximo porque convivimos con ella, se llama Miopatía Nemalínica y es una enfermedad congénita rara que provoca un trastorno muscular grave.

Nuestra primera donación será para la Asociación Yo Nemalínica con la finalidad de estudiar e investigar en la mejora de la calidad de vida de los afectados y en sus posibles tratamientos o curación.

Aquí podéis encontrar más información:

http://yonemalinica.blogspot.com/

En un futuro convocaremos en cada cosecha un concurso de forma que las distintas asociaciones u organizaciones sin ánimo de lucro puedan participar para conseguir la colaboración.

Entre todos podemos ayudar a que los sueños de muchas personas se cumplan.