¿Puede ser la Salud un eje fundamental para el desarrollo de una empresa agrícola? En Castell de la Costurera creemos que sí. Hablar de la salud en su sentido más amplio nos facilitará su comprensión.

El concepto salud o la ausencia de enfermedad se ha desarrollado conforme ha ido creciendo el conocimiento humano. Inicialmente la salud era un estado propio de las personas, pero con el paso de los años y de forma paulatina se ha ido perdiendo esa exclusividad y se han incorporado los animales, después las plantas, en definitiva, todo aquello que el ser humano entiende que tiene vida (nace, se relaciona y muere) y con lo que es capaz de interactuar. Actualmente ya hablamos de la salud de los ríos, de los ecosistemas e incluso del propio planeta Tierra.

Si se habla de salud del planeta, cómo no vamos a hablar de la salud de nuestros campos, de nuestros olivos, del agua con la que se nutren, de toda la flora y fauna que los envuelve. Claro que sí, debemos empezar a entenderlo así, a trabajar desde esa perspectiva. Porque nuestra salud, esa con la que sí que estamos familiarizados, porque la percibimos en nuestro propio cuerpo y en el de las personas con las que convivimos, está totalmente enlazada, es absolutamente dependiente de la salud de nuestros campos, de nuestros árboles, de nuestros ríos, en definitiva, de nuestro planeta.

Nuestro propósito es tener unos campos sanos y que el  AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra) que obtenemos y ponemos al alcance de nuestros clientes sea fuente de salud.